viernes, 4 de febrero de 2011

Une Saison en Enfer





Cuando con 16 años descubrí que había un poeta que había escrito Una temporada en el infierno me entró una curiosidad enfermiza y quise poseer el libro de inmediato. En un viaje conseguí una edición bilingüe y pude disfrutar de la fuerza del texto en el original. Fue un libro que leí, releí, subrayé, presté y llevé conmigo a todas partes. Todavía me pregunto cómo tan joven se puede escribir así, es decir que todavía sigo bajo la influencia de Une Saison en Enfer.

La primera vez que lo lees (o eso me pasó a mi) tienes ganas de ponerte una chaqueta de cuero, fugarte a Etiopía y comenzar a vivir aventuras. Después al releerlo descubres otras cosas, la imaginación, la fluidez de los sentimientos, el sufrimiento y la belleza. Se suceden una combinación de imágenes, de evocaciones y también de juicios totalmente libres, no hay represión por parte del autor, es la sinceridad brutal lo que te atrapa de sus escritos.

Si no lo conocen les advierto que leer a Rimbaud les podrá hacer cambiar de vida, dar una patada a todo el orden doméstico y salir por la puerta soñando con destinos extraños.

Transcribo algunos de los pasajes que subrayé hace muchos años, que me abrieron los ojos a un mundo nuevo y a una literatura nueva, la que yace tras Une saison en enfer:

Et nous existerons en nous amusant, en rêvant amours monstres et univers fantastiques, en nous plaignant et en querellant les apparences du monde, saltimbanque, mendiant, artiste, bandit, -prête!...Alors, -oh!- chère pauvre âme, l´éternité serait-elle par perdue pour nous!.
L´Éclair


Du même désert, à la même nuit, toujours mes yeux las se réveillent à l´étoile d´argent, toujours, sans que s´émeuvent les Rois de la vie, les trois mages, le coeur, l´âme, l´esprit...Le chant des cieux, la marche des peuples! Esclaves, ne maudissons pas la vie.
Matin

Y existiremos divirtiéndonos, soñando amores extraordinarios y universos fantásticos, quejándonos y denostando las apariencias del mundo, saltimbanqui, mendigo, artista, bandido-sacerdote!...Entonces-oh!-pobre alma mía, la eternidad no estará aún perdida!
El Relámpago

En el mismo desierto, bajo la misma noche, siempre mis ojos se despiertan a la estrella de plata, siempre, sin que por ello se conmuevan los Reyes de la vida, los tres reyes, el corazón, el alma, el espíritu...El canto de los cielos, la marcha de los pueblos!. Esclavos, no maldigamos la vida.
La Mañana

When being 16 years old I have discovered this book named A Season in Hell, a morbid curiosity made me wanted to read it immediately. I found during a trip a bilingual edition that allowed me to enjoy the power of the original text. It was the kind of book that I readed, re-readed, underlined, borrowed and kept with me wherever I went. I still wonder how someone so young could write like that. I recognise I am still under the influence of Une saison en enfer.

The first time you read it (at least is what happened to me) you feel the need to punt on your perfecto jacket and scape to Ethiopia to live incredible adventures. Then when you read it again you discover other things: the imagination, the feelings, the suffering, the beauty. All together you will find memories, images, thoughts, in a free style without any inhibition, is that brutal honesty what trap you into the text.

If you don´t know him I warn you that Rimbaud can make you change your life, kick all your dull existence and step out of the door dreaming with extraordinary places.

I have copied above in french some phrases of the book, phrases that opened my eyes to a new world and to a new literature, the one that lies under Une saison en enfer.

Here under an amateur English translation:

And we will exist enjoying ourselves, dreaming wonderful loves and magical places, complaining and disregarding the appearances of the world, acrobat, beggar, artist, bandit-priest!...Come on my oh poor soul, the eternity is not lost yet for us!

Lightning bolt

At the same desert, under the same night, always my eyes wake to the silver star, always, and the Kings of life are not moved, the three Kings, the heart, the soul, the spirit...The sing of heavens, the walk of peoples! Slaves do not curse the life.
The morning





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.