jueves, 3 de marzo de 2011

Astrud Gilberto. Manha de Carnaval!

Cuando viajo en avión, sobre todo grandes distancias, lo que me gusta según llegas al interior de la cabina, recorres con los ojos el espacio y te mentalizas en cómo acomodarte de la mejor forma posible con la esperanza de que un sueño fulminante te haga borrar las ocho horas de viaje, es escuchar esas músicas de los aviones, lo mejor si es el Bolero de Ravel o algo de Bossa Nova, lo peor si es una versión sinfónica de los Beatles (¡pongan las de verdad!). Te sientas y mientras despegas la música suena, a veces se interrumpe y si hace buen día va entrando el sol como una furia por la ventana. La gente cierra los ojos, se revuelve para leer mejor el periódico, los niños lloran, otros se persignan y el avión va subiendo deprisa para llevarte al encuentro de cosas inesperadas o esperadas y añoradas. Por eso me gusta que a ser posible ese despegue sea con buena música, la promesa de un viaje feliz. En los regresos a España el solo hecho de introducirte al avión y oír algo “en clave española” te hace sentir que efectivamente las ocho horas ya han pasado y pisas suelo español.
Cuando oigo a Astrud Gilberto inmediatamente me imagino unas playas casi desiertas, de agua muy clara y se abre ante mi una exuberante naturaleza caribeña, los helechos, las palmeras, las trinitarias, los araguaneyes. Nunca he viajado a Brasil pero me encantaría que el día que vaya me suba al avión y me pongan su música. La llegada de un vuelo internacional tiene como cierta ceremonia, se bajan los emigrantes, los inmigrantes, los turistas, los viajeros, algún ejecutivo, y la gente se agolpa esperando a los que llegan, en mis viajes Madrid-Caracas como no eran estos mis destinos finales era desolador llegar y que nadie te estuviera esperando para tener que montarte en otro avión donde no había música al despegar ni al aterrizar, la música la ponía yo en mi cabeza mientras el lago o el mar de mis destinos hacían el resto.
Para estas fechas de Carnaval y en especial para los que viajan lejos deseo que tengan buena música de acompañamiento. Esa música que les recuerda la playa más bonita, el pueblo de vacaciones de la infancia, la ciudad soñada nunca visitada.

*Whenever I travel by plane, especially long distance journeys, what I like, once you arrive inside the aircraft and look around thinking how to manage to spent the hours in the most comfortable way in that space, is listening to the music played, the best Ravel´s Bolero or some Bossa Nova, the worst those symphonic Beatles versions (please play the real Beatles!). You sit down and while the plane is taking off the sun light comes violently through the window and the music sound sometimes interrupted. People closes their eyes, others pray, children cries, others accommodate themselves to read the newspaper and the plane goes up faster and faster in order to take you to unexpected places or to desired expected ones. I like it when the music is good, a promise of a happy trip. When you visit Spain is sufficient to enter into the plane, hear some “Spanish type” music to feel that you are indeed transported to Spain.
When I hear something of Astrud Gilberto I instantly think in beautiful beaches, with white sand and clear water, exuberant nature: palm trees, bougainvilleas, yellow oaks. I´ve never been to Brazil but I would love to hear her music played in the plane. The landing of an international flight has some ceremony, immigrants, emigrants, tourist, travelers, some executive come out and people waits for them in anxiety, that is what I didn´t like of my journeys Madrid-Caracas as they were not my finals destinations nobody was waiting for me there, I had to take others domestic flights where no music was played so at landing I played the music in my head, the loved landscapes completed the experience.
In these Carnival days I wish for all the people that are going to travel, good music as companion, the kind of music that reminds you that incredible beach, the little town of your childhood or the dreamed never visited city.

http://www.youtube.com/watch?v=DMX6E68qJAg
http://www.youtube.com/watch?v=Vgo9av539gU
http://www.youtube.com/watch?v=3jrJ5mcCshw

P.D: La voz de Astrud se arrastra lentamente mientras las notas van desarrollándose "detrás", como el sol ocultándose tras las olas. *Astrud voice drags quietly while the notes goes "behind" running one next to the other, is like the sun hiding into the sea.

Fotografías: Álbum de Astrud Gilberto, Araguaney fotografiado por Gabriel Gazsó y Astrud Gilberto a la llegada  de un vuelo.
Pictures: Astrud Gilberto´s album cover, Yellow Oak by photographer Gabriel Gazsó and Astrud Gilberto arriving from a trip.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.