lunes, 2 de mayo de 2011

"Sin sueños no se podría vivir. Tampoco sin ficciones"



Ha muerto Ernesto Sabato y siendo Sobre Héroes y Tumbas uno de los libros que más me ha gustado leer no puedo dejar de hablar de él. Lo primero que leí de Sabato fue como muchísima gente, pues al menos en algunos colegios latinoamericanos es lectura obligatoria, su breve pero intensa novela El Túnel. En ella sigues los pasos de un perturbado que se hunde cada vez más en su personal universo tenebroso, siendo autor de un crimen atroz que luego le espanta. Poco después me encontré en mi casa con Sobre Héroes y Tumbas, tiene un inicio que te atrapa, Martín, un frágil y cándido muchacho siente que le miran y descubre al amor que marcará su vida, una mujer misteriosa que vive en una casa de locos, un ser salvaje con quien descubre muchas cosas pero siempre con gran angustia y sufrimiento, una historia de amor agónica que desde el principio se intuye que no puede terminar bien. La historia se construye transitando por lugares emblemáticos de Buenos Aires, hay en el texto multitud de referencias culturales, casas desvencijadas llenas de secretos, y el capítulo Informe sobre Ciegos que es un largo monólogo, una reflexión de un desequilibrado lleno de ironía, frases agudas y también locas conclusiones que te llevan al centro de la historia, al igual que en El Túnel, vemos el mundo enmarañado de personajes desequilibrados perdidos en sus propios sueños, que buscan comprobar sus teorías obsesivas, que huyen, que maltratan, que acaban consumidos, encerrados en sus delirios, reflejo cierto de la paranoia que podemos encontrar en ciertas personas, pero también la que surge en nosotros como sociedad.
Y al final la desolación de un personaje con el que cualquiera puede identificarse, el vacío que deja la experiencia de haber experimentado el amor de forma atormentada, para él, irrepetible. Ningún otro texto de Sabato me ha gustado tanto como Sobre Héroes y Tumbas, muchas veces incomprensible y duro, otros romántico y lleno de nostalgia, diferente. Leyéndolo me dediqué a subrayar algunas frases puesto que está lleno de frases contundentes, reflexivas, que expresan la complejidad de la historia y de los personajes, y también lógicamente los de su propio autor. Algunas de ellas que vuelvo a leer ahora son; “esos instantes que no forman parte del tiempo sino que dan acceso a la eternidad”, “por suerte, el hombre no es casi nunca un ser razonable, y por eso la esperanza renace una y otra vez en medio de las calamidades”, “el absoluto no existe”. La frase que encabeza esta entrada está extraída de una conversación entre Jorge Luis Borges y Sabato, entre otras cosas hablaron de la importancia de los sueños, diciendo Sabato que sin ellos no se puede vivir, tampoco sin las ficciones, y no se puede vivir efectivamente sin que nos cuenten historias, amables, absurdas o delirantes, pero especiales como Sobre Héroes y Tumbas.
A pesar de ser un escritor que sabía jugar con las palabras para recrear la mayor belleza o el más crudo terror fue un artista comprometido con su tiempo y presidió la Comisión que investigaría los hechos acontecidos bajo la dictadura argentina, un relato sin duda desprovisto de poesía.






*Ernesto Sabato has died and being On Heroes and Tombs one of the books that I have enjoyed more I could not help writing about it. The first novel of Sabato that I have read was The Tunnel (like a lot of other people considering that this reading was mandatory in several Latin-American high schools). In The Tunnel you follow the steps of a disturbed character who is trapped in his dark universe, he commits a terrible crime that makes him react. Then I found in my house On Heroes and Tombs, this book has a wonderful intriguing beginning, a fragile good boy, Martin, found out that he was being observed by a mysterious beautiful woman who lives in a house of nuts, a savage woman who will show him some things of live albeit always with suffering and anguish. We walk with them through the famous places of Buenos Aires, the old mansions, and in the middle of the story you will find the famous report about blinds that is really the monologue of a lunatic, the characters are lost in their obsessions, they cause pain to each other, they are destroyed by their paranoia and oppressed by their madness. That same madness that sometimes we find in ourselves as society.
At the end there is only the deep grief of Martin, who everyone can feel related to. The emptiness left behind by a tortured love, for him unique. No other writing of Sabato has pleased me so much, it is hard and romantic, nostalgic and incomprehensible, different. When I was reading it, I underlined those phrases that I found especial, some of them are; “those moments that are not part of time but an access to eternity”, “luckily most of the time the human being is not reasonable, that is why hope is born again and again in the middle of disasters”, “the absolute does not exist”. The phrase I have used to name this entry (Without dreams we could not live, neither without fictions) has been said by Sabato during a conversation with Jorge Luis Borges, both were talking about the importance of dreams, and indeed we could not live without stories, absurd, optimistic, complex, but always especial as On Heroes and Tombs is.
Even though he was able through his use of words to recreate beauty and the most vivid horror he was an artist conscious of the time he was living, he presided the Commission that investigated the crimes during the Argentinean dictatorship, a story not at all poetic.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.