miércoles, 15 de junio de 2011

Midnight in Paris



No soy una gran conocedora de la obra de Woody Allen, antes al contrario me he ido viendo por casualidad sus películas, de forma desordenada y fortuita, en general me han gustado y algunas las he visto varias veces. Me han acompañado incluso en viajes por avión así que las casualidades con Allen han sido frecuentes, en las sesiones diurnas de los cines de París siempre había aquí y allá algún pase de sus películas míticas. Una de las que he visto varias veces y que no forma parte del típico cine de Allen pero que a mi me encanta es Match Point, esta película inauguró su incursión en escenarios europeos en sustitución de su obsesivamente retratado Manhattan, sinceramente sería genial que volviese a rodar en Nueva York. Con Midnight in Paris, pasa de Londres, Barcelona y demás escenarios extraños (a los asturianos no se les puede olvidar ese Parque San Francisco de Oviedo con músicos flamencos, para los que no son españoles una aclaración Asturias es el norte y no cantan flamenco); a París. El inicio de la película para cualquier amante de la ciudad ya vale la pena, son varias “postales” que retratan ese aire que tiene a lo largo del día y que sólo perciben los que viven allí, por la mañana bulliciosa llena de coches, motos, bicis y gente con patines, a mediodía y por las tardes con turistas chocando para tomarse fotos frente a Notre Dame, paseando por Champs Élysées o subiendo al Arc de Triomphe, finalmente al caer la noche los sitios emblemáticos van quedando silenciosos y la tarde cae lentamente sobre una casi vacía Place de la Concorde, la Tour Eiffel se llena de luces y los puentes sobre el Sena, sobre todo ya en la madrugada tienen un aire fantasmagórico. París de noche casi vacía es hermosa, por las mañanas con las boulangeries oliendo a croissant y pain au chocolat es hermosa, por las tardes cuando llueve y está gris en los alrededores de Saint Germain es hermosa y esto es lo que Allen muestra simplemente con unas cuantas tomas.
El personaje principal de la historia (interpretado por el carismático Owen Wilson) es un heredero del Allen de Manhattan, tartamudea, tiene neurosis, es cándido y cree que el arte con mayúsculas le salvará la vida. Sus chaquetas, jerseys, pantalones caqui, es un alter ego de Woody Allen, la historia que nos cuenta la película, un cuento bonito con final feliz en un escenario poético, ¿es la historia de lo que el propio Allen sintió alguna vez o siente cuando se encuentra en París?, seguramente. Porque si disfrutaste leyendo a Scott Fitzgerald, Hemingway o te gusta el período de entreguerras en el cual París “era una fiesta” con Picasso, Buñuel, Dalí, Matisse, Miró, Man Ray, Breton, Josephine Baker y tantos otros, entonces te vas a identificar con esta película, paseando por París ¿quién no se ha sentado en el Café de Flore a pensar que allí estuvieron Sartre y Simone de Beauvoir?, ¿quién no ha observado Notre Dame pensando en el Jorobado de Víctor Hugo? ¿quién no se ha extasiado en el D´Orsay ante los cuadros de Manet, Monet, Van Gogh y las bailarinas de Degas?, ¿quién no se ha atrevido a caminar por el Père Lachaise en busca de las tumbas de Jim Morrison, María Callas, Oscar Wilde?; cada uno busca sus mitos entre las calles de París, bajando desde Montmartre hasta las callejuelas del Barrio Latino. Esto es lo que hace el escritor que protagoniza la historia, en medio de sus aventuras hay bonitas frases en referencia al oficio de escribir o en general de ser artista y una fabulosa Kathy Bates como Gertrude Stein, que habla del vacío de la vida, de la muerte, de la escritura con una soltura increíble. A pesar de ser un cuento bonito como he dicho, es una historia con cierta profundidad, una mirada sobre lo que el arte nos ha dado y nos sigue dando para continuar con nuestras vidas. También una mirada sobre el amor.
Si no conocen París la película les dará la visión exacta de quienes se acercan allí como hacia un templo de peregrinación, cuando yo llevaba algunos meses viviendo allí una persona me dijo que se me notaba que no era de París, eso me ofendió muchísimo y pregunté el por qué y me respondió -porque vas mirando hacia arriba, vas mirando todo el tiempo, pues bien el escritor va mirando París como sólo alguien que sea un rendido admirador la puede ver, así que si no la conoce la verá a través de unos ojos enamorados, si ya la conoce quizás la vuelva a descubrir y tenga ganas de pasear simplemente, de “flâner” entre sus calles perdiéndose y solamente mirando, buscando.
Unas últimas líneas en referencia al vestuario y a la banda sonora. La música es extraordinaria y en su elección se nota el conocimiento y el amor al jazz que profesa el director, en cuanto al vestuario sigo echando de menos la importancia que tuvo en películas como Annie Hall, los personajes americanos se pasean con camisetas de algodón lavado estilo Zadig and Voltaire y bolsos o cinturones Hermès combinados sin ton ni son, pero al menos se reserva para el París mágico un bonito vestuario. Vean la película, descubran París.






*I am not an expert in Woody Allen films, on the contrary I have seen a lot of his films by coincidence yet I have liked most of them and even seen them more than once, even in airplanes or in matinee sessions in Paris´s cinemas, so the coincidences have often occurred. One of those films which I have seen more than once is Match Point, I know that Allen´s fans do not consider this as a real Allen style film, it has opened the “European” period of the director however I do agree that he should work again in Manhattan. From London to some strange places (the people of Asturias, at the north of Spain have not forget that he placed in the film Vicky-Cristina-Barcelona some flamenco musicians in a popular park in Oviedo, Asturias when in fact in Asturias they do not sing flamenco at all) he now portraits Paris. When the film begins Paris lovers are already conquered, Allen shows the city as only people who live there can see it, noisy and in a hurry in the mornings, tourist fighting to take pictures in front of Notre Dame or from the Arc de Triomphe in the afternoons, quiet and silent at dust when the streets are becoming empty like in the corner of the Place de la Concorde, then the Eiffel Tower starts shinning and late at night the bridges over the Seine has a phantasmagoric look. The city is very beautiful when the streets are alone, early in the mornings with the bakeries smelling of croissants and pain au chocolat, and beautiful under the rain in grey days, this is what Allen shows the beauty of the city through some images, postcards of the city.
The main role (played by the always interesting actor Owen Wilson) is an heir of New York  Allen´s characters, he stammers, he is neurotic, kind of naïve and believe the art, the big art will be able to save his life. His khaki pants, sweaters, jackets, he is indeed an alter ego of Woody Allen, the film which is a beautiful tale, is the story of what Allen experiment when he is in Paris?, what he experimented the first time he visited the city? Might be. Because if you enjoy reading Scott Fitzgerald, Hemingway books or you like the Paris period between the two World Wars, when Paris was really “a fête”, with Picasso, Dali, Buñuel, Man Ray, Breton, Josephine Baker and so others you will fully understand the film. Visiting Paris, who hasn´t passed by the Café de Flore, sat down and thought that Sartre and Simone de Beauvoir has been there?, who hasn´t look up to Notre Dame and thought about the hunchback of Victor Hugo?, who hasn´t admired like in a dream the fabulous work of Van Gogh, Degas, Monet or Manet in the incredible Musée D´Orsay? Or even more who hasn´t dare to enter the Père Lachaise just in order to visit the tombs of Jim Morrison, Oscar Wilde or Maria Callas?; everyone search the myths of Paris, from Montmartre down to the streets of the Quartier Latin. This is what the writer of the film does, in the middle of his adventures there are beautiful phrases regarding the condition of being an artist and you will find a fantastic Gertrude Stein played by the fantastic Kathy Bates, she speaks about the nonsense of life, of death, of the work of writing with credibility. The film is a tale yet it has deep reflections about life, art and what art has gave us and it is also a poetic reflection about love.
If you do not know Paris, the film will show how the city is seen by those that visit it like it was the Mecca, when I was living there for already some months someone told me that I didn´t look like the people of Paris, I was very offended I asked why and the person who told me that said – because you are always looking up, you are always looking, searching. It does not matter if you know or not the city, as it is said in French, after seeing the film you will just want to “flâner” by the streets. Searching, looking, seeing everything around.
Some final lines about the clothes and the soundtrack, the music is just amazing and the director shows his love for jazz, about the clothes I miss when this was an important subject as it was in Annie Hall, the Americans in Midnight in Paris are wearing washed cotton shirts style Zadig and Voltaire mixed with some Hermès bags or belts, but…the magical Paris shown in the film is well dressed at least. Go see the film, go discover Paris.



En Midnight in Paris actúan Owen Wilson, Kathy Bates, Rachel McAdams, Alison Pill, Corey Stoll, Tom Hiddleston, Marion Cotillard y Léa Seydoux, en un pequeño pero bonito papel. ¿Por qué no tradujeron el título de la película en España con lo mucho que les gusta traducir e incluso cambiar el sentido del texto?, el doblaje (que lo siento debería estar prohibido) realizado para algunos personajes fue pésimo, porque aunque no me guste el doblaje los hay bien hechos sin embargo este no es el caso.

Midnight in Paris is played by Owen Wilson, Kathy Bates, Rachel McAdams, Alison Pill, Corey Stoll, Tom Hiddleston, Marion Cotillard and Léa Seydoux in a short but beautiful role.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.