jueves, 11 de agosto de 2011

El capitalismo mata el amor / Capitalism kills love




Las modas pasan y lo que en estos momentos nos parece adecuado, deseable, que expresa a la perfección el sentir y las aspiraciones de nuestro tiempo se volverá en unos meses, en unos años, motivo de burla y será no sólo anticuado sino probablemente ridículo. No me refiero estrictamente a las modas en el vestir sino a todo lo que nos rodea, la decoración, la música, los best sellers literarios, las series, la gastronomía e incluso las modas en destinos turísticos, deportes o arte. Es contradictorio hablar de modas en el arte, porque éste se supone que está por encima de las modas y debe ser algo trascendente, lo que se espera de la moda es que esté apegada al presente, a lo que se consume, el arte es para siempre. Y ahí empieza la gran cuestión ¿es arte lo que vemos expuesto en las galerías ahora mismo?, a lo mejor sí, a lo mejor no. ¿Tiene sentido la existencia de museos de arte contemporáneo?, el museo como centro de difusión del arte, como lugar que cumple una función didáctica y social tiene una gran importancia y el arte contemporáneo es muy amplio si consideramos que en esta definición se clasifican las obras de arte producidas desde el fin de la II Guerra Mundial, por lo tanto, al menos en parte, arte que ya ha hecho historia. Pero quizás sea incoherente pretender que sean los museos los que exhiban obras creadas ex profeso para ellos hace tan sólo unos meses, obras de artistas muy jóvenes, obras que a veces siguen la corriente y parecen más bien un reflejo de las modas y no un planteamiento personal.
La moda en arte es sin duda el video-arte, no falta nunca en un feria o museo de arte contemporáneo, algunas obras son muy estimulantes otras, hay que decirlo, aburridas y sin gracia. También el dibujo, el objeto inacabado mezcla de escultura y pintura, los desechos intervenidos fuera de su contexto y desde hace unos años la pintura figurativa son tendencias del arte contemporáneo. Todo esto lo pensaba visitando la última exposición inaugurada por el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, MUSAC, como me sucede casi siempre algunas de las obras expuestas me intrigan, otras me gustan bastante, otras me aburren (casi siempre vídeos lo reconozco) y otras, otras me hacen preguntarme si hay algo detrás, no necesariamente porque la obra sea simple, sino porque la siento vacía. Hay exposiciones de las que recuerdo bastante bien las obras que he visto, otras más allá de que me hayan gustado o no han desaparecido de mi memoria, porque o no supe entender cuál era el mensaje o no había mensaje en absoluto.
La parte que más me gustó de la exposición del MUSAC se titula “I was a male Yvonne De Carlo. El arte crítico puede ser sofisticado, incluso entretenido”, una muestra concebida en específico para el museo y en la que se exponen obras de varios artistas de diversas nacionalidades, que me llamó la atención aunque sólo fuese por la referencia a Yvonne de Carlo, como era de esperar de Yvonne de Carlo en sí no había ni rastro, había unos tocados con velos bastante interesantes, un vídeo con imágenes en blanco y negro que o eran antiguas o pretendían serlo atravesadas por una especie de humo blanco que vagaba entre unas tomas y otras, dibujos, cómics, lienzos “soplados”, la ironía de estas obras las salvan de parecer aburridas. En otra de las secciones de la exposición titulada “El Grito” se exponían las obras de la hispano-mexicana Teresa Margolles, fotografías realistas en las que se toman las fachadas desconchadas y decadentes de algunos cines abandonados en México, en ellas en vez de títulos de películas hay frases coloridas extraídas de notas de suicidio, tienen un aire de fin de mundo, las frases fuera de contexto, los edificios medio derruidos, las calles con pocos transeúntes.
A la entrada de la exposición hay una frase en grandes letras iluminadas con luces de neón coloridas, “Capitalism kills love”, obra del colectivo francés Claire Fontaine, tiene todos los ingredientes del Capitalismo, consumo rápido y fácil, colorido, estética, es una patada, es un sarcasmo, así es el arte contemporáneo, puede pasar de causar el máximo estupor, de perseguir el escándalo a dejarte frío en las grandes salas ante su contemplación, preguntándote si es arte o no.




*Fashion changes from time to time, all that now seems to be appropriate, reflecting the feelings and desire of our society will turn out to be in a couple of months or years, old fashioned and even ridiculous. I am talking about fashion regarding all contexts, clothes, decoration, music, series, gastronomy, sports, touristic destinations or art, I know art is suppose to be in another category higher than fashion, and art is suppose to be significant, fashion is close to the present, to consumerism, art is for ever. And here comes the question, is it art everything that we see in an art gallery nowadays?, maybe it is, maybe it is not. Is there any sense in building museums to exhibit contemporary art? Museums apart from exhibit art also serve to educate and offer culture to societies and contemporary art is composed from works of art from the end of World War II until nowadays (some of these works of art has already made “history”) still it might be contradictory to exhibit in a museum works of art created specifically for them, works created some months before the exhibition, works from artist who are just starting and are too young. Some of these works seem to follow the tendencies and are not showing a personal view.
Fashion in art right now is video-art, there is no modern art fair or exhibition without video-art works, some are stimulating and good, others, let´s just admit it are boring. Drawings, unfinished objects mix between painting and sculpture, transformed objects out of their context, realistic painting are also in fashion. I was thinking about the meaning of modern art and the function of modern art museums when visiting the last exhibition of the MUSAC (Castille and Leon Contemporary Art Museum, a beautiful colorful building in Leon at the north of Spain), I always feel the same, some works intrigue me, others really please me, others (especially videos) bore me to death and others simply made me ask myself if there is anything to be discover, because the work of art seem to be empty. I remember very well some modern art exhibitions, I have forgot others very quickly because they did not have a message or maybe I could not found it.
From MUSAC exhibition what I liked most was the part entitled “I was a male Yvonne de Carlo. Critical art can be sophisticated, even entertained” an exhibition created for the museum composed by videos, drawings, pictures, sculptures, paintings, from different artists from different countries, of course there was no trace of Yvonne de Carlo, I saw a video with old fashioned images in black and white, interesting music and a mysterious white smoke crossing the images, some headdresses with veils, “blow out” paintings, the irony of these works saved some of them from being dull.
In another section called “The Cry” I found the pictures of Mexican-Spanish artist Teresa Margolles, she showed the façades of some abandoned Mexican cinemas, with phrases from suicides notes instead of the titles of films, these pictures have a decadent atmosphere, as if the end of the world is about to come, with few pedestrian on the streets, the buildings in ruins, the phrases and ages of the people who have killed themselves.
At the entrance of the exhibition there is a big colorful neon light text: Capitalism Kills Love, a work from the French collective Claire Fontaine that is like capitalism, easy to consume, fast, attractive, ironic, sarcastic, like modern art itself, it can surprise, shock or it can cause you indifference while you are standing in a cold big hall wondering is it art or is it not?


Para más información: http://www.musac.es/
More info: http://www.musac.es/ (English version available)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.