lunes, 1 de agosto de 2011

The personal is political




La Emancipación de la Mujer en España es el título de un libro que encontré en la Semana Negra de Gijón, el festival literario-musical-chiringuero que se celebra de forma tradicional durante el mes de Julio y que en los últimos años ha tenido que modificar numerosas veces su sede debido a los conflictos con la justicia, por mi parte admito que me gustaba mucho más antes que ahora, no sé si por la ubicación o porque cada vez la zona destinada a la venta de pulseras, vestidos, artesanías, discos y bolsos es más amplia y la de los libros más uniforme con los mismos títulos que se ven en todas partes. El libro está compuesto por varios textos de Concepción Arenal escritos o publicados en las últimas décadas del siglo XIX, estos ensayos ofrecen un agudo análisis apoyado en datos (entendiendo lo difícil que era realizar estudios rigurosos en aquélla época) y en sólidas argumentaciones sobre la situación de la mujer en España, no sólo la obvia y que todos conocemos, su subordinación al hombre, su minoría de edad por imperio de la ley, su falta de formación sino que va mucho más allá al mostrar que aunque las mujeres trabajaran y fueran por ello en parte independientes, el trabajo era en realidad una falacia, el jornal cobrado por una mujer era muy inferior al de un hombre, varias tareas le estaban vedadas, las condiciones higiénicas eran espantosas y además debía sufrir todo tipo de abusos por su condición de mujer y en muchas ocasiones de analfabeta. Hace unos años revisando los documentos de la Fábrica de Tabacos de Gijón me sorprendió encontrar en los libros registro de las trabajadoras bajas por defunción de mujeres que superaban los 70 años de edad, algunas mujeres no podían quizás permitirse una jubilación. Si no se podía vivir del trabajo la mujer debía asegurarse un sustento de otras formas, con labores suplementarias o bien casándose con quien pudiera mantenerla o contribuir con más dinero para el sostenimiento del hogar, algunas prostituyéndose.
La falta de formación embrutecía a las mujeres e incluso las maestras o algunas dedicadas al arte, la pintura o la música por ejemplo, no obtenían lo necesario para vivir. Llama la atención Concepción Arenal, que se especializó en derecho penal y estudió el estado de las cárceles de mujeres, sobre el hecho de que la mujer en el ámbito administrativo, civil, mercantil era como se ha dicho una “menor de edad” sin capacidad ninguna pero en el ámbito penal si era totalmente adulta pues sus crímenes eran juzgados como los de un hombre capaz en pleno uso de sus facultades. Curiosamente las mujeres no podían desempeñar casi ninguna profesión pero podían reinar, la propia Concepción Arenal tuvo dificultades para poder estudiar la carrera de Derecho, en un tiempo en el que a las mujeres universitarias se les entregaban certificados mas no títulos específicos que les permitieran ejercer. Lo fundamental de las reflexiones del libro es el planteamiento de una cuestión que sigue siendo actual, la inferioridad de la mujer, en el acceso a la enseñanza, el trabajo, la remuneración salarial, en la sociedad en general, no es sólo perjudicial para ellas sino también para los hombres, si las mujeres gozan de las mismas oportunidades de las que gozan los hombres la sociedad tenderá a ser más justa y los hombres se verán beneficiados de la ayuda de las mujeres en las luchas sociales. Aún en algunas películas cuando hay escenas de huelgas, personas que pierden su trabajo, grupos que reivindican algo, siguen siendo los protagonistas los hombres, hace tiempo que las sufragistas luchaban contra quienes las ridiculizaban por pedir el derecho a votar, hace también bastante de la quema de ropa interior por parte de las feministas de los años 60, pero en algunas ocasiones, incluso en los países con leyes igualitarias, con ideas avanzadas, es necesario recordar que la emancipación femenina se sigue construyendo y que los logros de la mujer son en realidad los de todos.

*The Women Emancipation in Spain is the title of a book that I have found during the Black Week Festival (a festival dedicated to black novels celebrated in Gijon at the north of Spain, the original name is Semana Negra, it takes place during the month of July and you can find books but also records, concerts, a flea market, street food and a big wheel). This book is an anthology of some texts written by Concepcion Arenal in the last decades of the XIXth century. Arenal offers some interesting data (something difficult to find at the time) about the situation of Spanish women in regards to education, work, social roles or legal advances. She writes about all we already knew the differences between men and women in the terms of education or work although she goes a little bit further indicating how useless it was sometimes for women to have a job because they will have to work more hours than men to receive an extremely low salary that could not help them cover their needs, women worked in terrible circumstances being exposed to all kind of abuses because of their genre and the lack of education. As women could not, even working, acquired what was necessary to live they should get it by other ways, the most common one through marriage, but also working as prostitutes.
Women were brutalized and condemned most of the time to not receive education and even the teachers or the women artist were not capable to earn a normal salary. It is curious that women were treated like minors by the civil, administrative and commerce laws yet they were consider as adults when they were judged for their crimes. Women could not work in many areas still they could be queens in Spain. Concepcion Arenal herself found it difficult to attend the Law classes those were times were women could study at the universities but did not receive a degree at the end of the studies. The core of Arenal´s texts is a question that continues to be nowadays important, the inequality between men and women, in education, in the job market, in politics, in society, is not only bad for women but also for men, if women achieved and enjoy the same opportunities that men have the whole society will become more fair and the men will find in women a companion for the social fights. In some movies when there is a group of workers preparing a strike, people fighting for a social change or people loosing their jobs we find men are the leading roles, well, a lot of time has passed since the suffragettes fought against those who thought they were ridiculous for wanting to vote, some years since the feminist of the 60´s burned their underwear yet sometimes, even in societies with equal rights for women and men it is necessary to remember that women emancipation is still in progress and the benefits achieved by women are benefits for all.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.