miércoles, 8 de febrero de 2012

ANTONITÀPIES



Cuando visité por primera vez la Fundación Antoni Tàpies en 1998 no me gustó prácticamente nada de lo que ví, en aquél momento mi interés se dirigía mucho más a las instalaciones que se exponían en el MACBA y sobre todo hacia las obras-espectáculo del museo-espectáculo Guggenheim que también visité en ese viaje universitario. Los desgarros en la tela, los elementos fuera de contexto, las referencias a las palabras-objeto y los juegos semánticos, las materias, me parecía que me hablaban de una época que me era ajena y encontré el edificio de la fundación mucho más interesante que la colección en sí misma.
Igual que uno aprende a comer con lo años (especialmente si como yo no comías nada), igual que uno aprende a vestirse de acuerdo a su personalidad y no sólo de acuerdo a los dictados de la moda, igual que uno aprende a apreciar la música, igual que un día te sorprendes viendo una  película de Meryl Streep y piensas ¿por qué odiaba yo a esta mujer? Pues igual me fue gustando la obra de Tàpies, igual me día cuenta que la materia, que las formas, que los trazos locos decían muchas más cosas de las que vi en un principio. Es mentira eso de que el arte sólo emociona si te atrapa, si te gusta, si te “enamora”, no, la pasión tiene que ver con ese deslumbramiento pero igual que aprendes a apreciar las buenas cosas que tiene la vida igual educas tu ojo y entonces el corazón sí comprende las razones que la historia del arte esgrime.
No sabía cuantos años tenía Antoni Tàpies pero me imaginaba que como si se tratase de un bien de nuestro Patrimonio Nacional estaría por aquí hasta los 100 o los 200 años, ahora vendrán las teorías, las retrospectivas, los homenajes, las reproducciones, las menciones como esta en blogs, pero tanto si le han gustado como si no las obras de Tàpies, acérquese a ellas, escudríñelas, abra su corazón y descubra por qué Antoni Tàpies es Tàpies uno de los grandes de nuestra tradición pictórica.

*In 1998 I visited for the first time the Antoni Tàpies Foundation in Barcelona and I didn´t like any of the works that I saw, I was at the time much more intrigued by the exhibitions of the MACBA and especially yearning for our next visit to the Guggenheim Museum in Bilbao full of spectacular works. The ripped fabrics, the words games, the big painted scrawls, the sands and other rough materials, none of that impressed me, as a matter of fact I found the building that host the collection much more interesting that the collection itself.
With the past of time we learn to eat, eat right, eat all kind of good things, with time we learn how to enjoy music, we learn to express ourselves through our clothes paying not so much attention to fashion magazines, we discover one day that Meryl Streep is indeed a fantastic actress and we cannot realize why we hated her so much?, so I learned with time to appreciate Tàpies works of art, it is a lie that art just works at first sight, that if you don´t fall “in love” with a piece it is because is not art for you, no, that is definitively not truth and just as we educate ourselves in the good things life has to offer we have to educate our eyes and minds then our hearts will start to beat once we learn what real art is.
I thought Tàpies would live like 100 or 200 years, being an artist as he was he would form part of our Patrimony Catalogue, now retrospective exhibitions will be prepared all around the world, the articles in papers, magazines and blogs will be multiplied and the only thing I can tell is, go search his paintings and sculptures, look at them, get inside them, try to open your heart, whether you like them or not, to them. And you will understand why Tàpies is Tàpies one of the greatest painters of Spanish art history.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.