martes, 13 de marzo de 2012

Pizcas de Paraíso



Desde que en el verano de 2003 empecé a leer a Scott Fitzgerald he ido detrás de sus obras y de los artículos que se refieran a sus novelas, cuentos y por supuesto a su vida. La novela con la que empecé fue “The Beautiful and the Damned” (Hermosos y Malditos en español), no sé si porque en ese momento yo empezaba a enfrentarme a la vida adulta, porque era el fin del verano y la llegada del otoño siempre es un poco triste o porque definitivamente es el tipo de historias que me gustan pero la novela ha sido una de las mejores que he leído. Creo que describe muy bien esa sensación de búsqueda del lugar que a cada uno corresponde o creemos que nos corresponde y la desilusión que a veces nos trae la realidad. Los personajes de Scott Fitzgerald siempre están al borde de un abismo a veces directamente se tiran a él y otras salen milagrosamente, sus personajes tienen el encanto de lo absurdo y tragicómico pero también una cierta dignidad que les confiere la defensa de sus propios principios por incomprensibles que puedan ser. Scott Fitzgerald nos habla de otro tiempo, con elementos muy precisos de una época determinada en la cual todo estaba a punto de cambiar de forma radical quizás una época no tan diferente a la actual. A través de diálogos poéticos y fieros te presenta el corazón y a veces el pasado de sus personajes, a través de frases duras y bien escritas te cuenta que había príncipes en la Riviera que mientras dilapidaban el dinero que ya no poseían se refugiaban en habitaciones a vestirse para la cena mientras esnifaban cocaína. De mujeres que basaron su futuro sólo en su belleza y se encontraron con diez centavos escapando de una habitación de hotel, de mujeres valientes que descubren asesinos, de la importancia de saber nadar y de un montón más de situaciones que están siempre en el límite de lo real y lo imaginado.
Cuando encontré este libro con cuentos recopilados de Scott y también de Zelda Fitzgerald me alegré mucho pues podría comprobar si su intensa relación personal también había dado lugar a una intensa relación literaria, pero mi impresión es que no, aunque los cuentos escritos por Zelda (que se presentaron en su momento injustamente como escritos por Scott) tienen una hermosas imágenes poéticas y unas descripciones de interiores, vestidos, emociones que sólo una persona con gran sensibilidad podría hacer, al final no llegan a ser más que eso, fogonazos, destellos, bien hilados y escritos pero que no conforman historias redondas y donde no parece haber nada más que su propias desilusiones y rencores matrimoniales que se reflejan en mujeres que viven solas que siempre están huyendo. Mientras los cuentos de Scott son la esencia pura de la literatura que encontramos en sus novelas y por supuesto en su muy conocida El Gran Gatsby, personajes que parecen dudosos pero que tienen una ética sólida y una moral superior a cualquiera de los seres decadentes que les rodean, imágenes del salvaje sur de los Estados Unidos, de grandes caballeros arruinados por las circunstancias que vuelven a enderezar su vida, el amor, la suerte, la casualidad, las calles de Nueva York o París llenas de humo, jazz, los restos de noches de alcohol y fastidio y siempre nuevos planes esperanzadores, y por eso este libro merece llamarse una Pizca de Paraíso porque normalmente a diferencia de la realidad y de lo que el propio Scott Fitzgerald pudo experimentar, sus heroínas y héroes se libran por lo pelos de una existencia miserable y se dirigen hacia existencias maravillosas, triunfantes a pesar de todo.

*I discovered Scott Fitzgerald on the end of the summer of the year 2003, I am not sure if it was because of the beginning of the autumn, because I was starting my adult life, because those are the kind of stories I like most but the thing is the first novel I read “The Beautiful and the Damned” has become one of my favorites of all times. It describes so well that sensation of making plans lots of plan during your youth and how reality turns things upside down sometimes. Scott Fitzgerald characters are always bordering the abyss, always ready to jump. He wrote about a specific time and described sharply the environment of his era and the way the people he actually knew used to live and travel. It was a crazy time just before everything changed dramatically and immense tragedies would transform the world for ever, maybe not so different to our own times. He told us about beautiful young ladies trying to escape from a boring destiny, about aristocratic men getting dress every evening before attending a party or a dinner or a yacht with the help of some cocaine or other substance, about generous men and women who were honest and had innocent hearts. Situations between reality and imagination.
When I found this book (an Spanish edition with Scott and Zelda Fitzgerald short stories) I was curious to know if the literary relationship between Zelda and Francis Scott were so intense as the romantic one, what I can say about Zelda tales is that even though they have marvelous descriptions of places, situations, feelings, thoughts, people; they are indeed just that, sparkles of a true talent for writing that didn´t not created big stories, they are in a way incomplete. Scott Fitzgerald´s have all the elements of his famous novels, especially those of the The Great Gatsby, characters with a solid ethic and a superior moral to those around them, girls with luck and big hearts, the incredible landscapes of the South, the jazz and bohemia of the Paris, Cannes, New York streets, the love and despair. And these stories, although Fitzgerald knew from sure this was not possible in real life, always ended in a surprising good way, at the edge of the abyss his characters are saved and ready to star walking towards an incredible future full of hope and redemption.


2 comentarios:

  1. Lo estoy leyendo, estoy de acuerdo con lo que decís.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, ¿cuáles son los que más te han gustado?. Un saludo.

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.