lunes, 5 de marzo de 2012

Tokio Blues Norwegian Wood



Aunque yo no lo sabía parece ser que Tokio Blues Norwegian Wood de Haruki Murakami es un best-seller. Odio la palabra best-seller. Como hasta el momento no había leído nada de Murakami me acerqué a la biblioteca y escogí al azar este título para empezar. Aunque quizás no tan azar porque Norwegian Wood es una canción de los Beatles y seguramente algo en mi subconsciente me llevó a elegir este libro precisamente y no otro de los escritos y más famosos de Murakami.
He leído que Tokio Blues fue su primera novela o al menos la primera publicada. Sé que Murakami es un artista de culto y que al igual que otros de su misma categoría no son fáciles de estudiar, es como ver una película de David Lynch, puedes pensar que te gusta porque es incómoda y diferente, porque plantea cosas que a nadie parece que se le habían ocurrido antes o quizás te gusta porque es David Lynch y uno no puedo decir así como así que no te gusta una película de Lynch. A pesar de la importancia del autor, después de terminarlo y repasar la historia creo sinceramente que el libro me ha gustado por sí mismo, por lo que cuenta y cómo lo cuenta pero no termino de entender la gran maestría de Murakami, hay muchos detalles de la historia que me resultaron innecesarios y forzados, que muy a propósito buscan escandalizar y son casi risibles en vez de originales. De la historia me gustó especialmente el volver a través de ella a tener 18 o 20 años, recordar los proyectos que te hacías, lo que pensabas del futuro, que lo querías ser y esperabas de ti mismo. El personaje principal, Watanabe, es como cualquier joven, sueña, es inconforme e inteligente como es busca respuestas aunque nunca las encuentra, además está rodeado de personas que buscan también respuestas encontrando un fin trágico. Del Watanabe adulto sólo sabemos que estando en un avión que aterriza en Frankfurt escucha Norwegian Wood y vuelve de golpe a sentirse como cuando era joven en 1969 y que en un atardecer rojo y hermoso en México se acuerda de una amiga especial. Me hubiese gustado saber algo más pues el protagonista es sobre todo un superviviente, a pesar de las experiencias difíciles, de la soledad y de las preguntas sin respuestas, permanece y se obstina en crear una existencia diferente a la que se espera para él.
La música, la descripción de lugares, momentos concretos en los que se dicen muchas cosas o no pasa nada, el relato minucioso de lo que es la soledad más profunda (todos los días igual, todos los días levantarse, estudiar, cepillarse los dientes, limpiar y mantener el orden, los domingos colgar la ropa) y la incomprensión del mundo tal como es son lo que caracteriza a este relato. Me ha gustado lo suficiente como para tener curiosidad por leer más de Murakami pero no lo bastante como para haberme devorado el libro en un día.
Puede ser que quien la lea con veinte años pueda sentirse tan identificado con alguno de los personajes que la disfrute mucho más, puede ser que cuando ya has pasado una cierta edad te sea difícil reconocerte en historias de universitarios o simplemente es que el propio Murakami aunque hace una fiel recreación de las sensaciones que se experimentan cuando eres joven lo hace con una mirada de adulto que analiza y disecciona, que extrae conclusiones, que nos cuenta algo que ya el tiempo ha deformado.


*I do not exactly know why I chose Tokyo Blues Norwegian Wood of Murakami as my initiation book into this writer universe, I was not aware of the fact that this novel was actually a best-seller, I particularly avoid the best-sellers. It might be possible that its title and the fact that Norwegian Wood is a Beatles song has made me to unconsciously pick it up from the public library shelve.
We can never be entirely sure about our feelings towards a masterpiece or a work made by an iconic artist as Murakami, although I believe I truly liked Tokyo Blues, I liked the story, the way it was tell, the way it was written. On the other hand some descriptions and scene made apparently to provoke the audience made me laughs more than anything. One of the things I liked most of the book is that you are taken in a journey back to your 18 or 20 years old, you feel that you are young again, full of questions, making plans about your future, about what you want to be. Watanabe, the main character of the story, is in constant search for answers and he is surrounded by other people also questioning themselves, some of them will find a tragic end. I would like to know more about the adult Watanabe, the only thing we know for sure is that in a plane landing in Frankfurt he heard Norwegian Wood and remembered everything about his youth and also that contemplating a beautiful red sunset in Mexico he remembered one special friend. Watanabe is a survivor, someone who didn´t follow the path designed for him.
The story pays important attention to details; you will find a complete description of scenes where important things are said and others where nothing apparently occurred. An exhaustive portrait of loneliness, how you wake up and do the same things, ordinary things wash your teeth, wash you clothes, everyday, day after day.
I liked the story enough to be curious about other Murakami books but not enough to finish the book in one day. I found that Murakami is telling us the story of a boy with the veil that a grown adult has, he is analyzing, and making conclusions, maybe the past of time has twisted his memories.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.