sábado, 3 de noviembre de 2012

De Chachopo a Apartadero



Estas tardes otoñales con las que ha comenzado el mes de Noviembre, al menos aquí, han sido tristes y grises, a veces acompañadas de lluvia, otros días, tan sólo cielo gris y viento helado. Hace unos días por una fotografía me acordé de Apartaderos, una pequeña localidad de los Andes venezolanos, famosa por estar situada a más de tres mil metros de altura y porque uno de los más insignes poetas y escritores venezolanos Andrés Eloy Blanco la inmortalizara en uno de sus poemas más conocidos, el de la Loca Luz Caraballo, cerca de Apartaderos se encuentra la escultura que representa a la protagonista de la poesía, la Loca Luz Caraballo y en una de mis primeras visitas me sorprendió como un grupo de niños recitaba de recorrido los versos tan bonitos como misteriosos. Andrés Eloy Blanco que fue un perseguido político durante los regímenes dictatoriales de Venezuela en el siglo XX, es famoso en el mundo entero puesto que es el autor de esa poseía llamada Píntame Angelitos Negros, que inmortalizara musicalmente Machín.
Llegar hasta Apartaderos o el Pico del Águila muy cercano a aquél y que está situado a más de cuatro mil metros significaba para mi una aventura sobre todo porque me mareo con cualquier pequeña curva, llegar tan arriba sentir que te falta el aire y también que eres capaz casi de tocar el cielo, por eso al oír por primera vez la historia de la Loca Luz Caraballo me aterraba pensar en ella, sola, vagando por los Andes, siempre con frío, harapienta, sin nadie que la ayudara. Hay distintas interpretaciones para este poema pero en medio de la soledad de las montañas, el frío y la lluvia del otoño es fácil imaginar a una Loca Luz Caraballo cualquiera perdida en sus pensamientos. Si tienen curiosidad por saber quien era este personaje mitad leyenda mitad imaginación de Andrés Eloy Blanco aquí está, nada más a propósito para estos días de lluvia:
"Palabreo de la Loca Luz Caraballo"
De La juanbimbada (1960)
Los deditos de tus manos,
los deditos de tus pies:
uno, dos, tres, cuatro, cinco,
seis, siete, ocho, nueve, diez.
Anónimo venezolano
De Chachopo a Apartadero
caminas, Luz Caraballo,
con violeticas de mayo,
con carneritos de enero;
inviernos del ventisquero,
farallón de los veranos,
con fríos cordilleranos,
con riscos y ajetreos,
se te van poniendo feos
los deditos de tus manos.
La cumbre te circunscribe
al solo aliento del nombre,
lo que te queda del hombre
que quién sabe dónde vive;
cinco años que no te escribe,
diez años que no lo ves,
y entre golpes y traspiés,
persiguiendo tus ovejos,
se te van poniendo viejos
los deditos de tus pies.
El hambre lleva en sus cachos
algodón de tus corderos,
tu ilusión cuenta sombreros
mientras tú cuentas muchachos;
una hembra y cuatro machos,
subida, bajada y brinco,
y cuando pide tu ahínco
frailejón para olvidarte,
la angustia se te reparte:
uno, dos, tres, cuatro, cinco.
Tu hija está en un serrallo,
dos hijos se te murieron,
los otros dos se te fueron
detrás de un hombre a caballo.
«La Loca Luz Caraballo»
dice el decreto del Juez,
sin hijos y sin carneros,
contandito los luceros:
...seis, siete, ocho, nueve, diez...





**Enlace de Angelitos Negros cantado por Roberta Flack.
**Link to Angelitos Negros sang by Roberta Flack


*These grey and rainy November afternoons have made me remembered a beautiful poem from Andres Eloy Blanco, a XXth century Venezuelan poet and writer. The name of the poem is La Loca Luz Caraballo, it tells the story of a woman who apparently lived during the Independence War and lost all of her children, desperately she used to wander around Apartaderos a little town in the Venezuelan Andes. When I first visited this place (more than three thousand meters high) I was surprised by a group of children who were reciting the beautiful and mysterious lines of the poem of La Loca Luz Caraballo, unfortunately I do not have a translation of this poem, although Andres Eloy Blanco is famous worldwide because he was the creator of Píntame Angelitos Negros another beautiful poem against racism that was sang by famous singers such as Machín or Roberta Flack. Imagine a incredible landscape high in the mountains, all alone with almost no air to breath and nearby the clouds and imagine the sad Loca Luz Caraballo running with no purpose, only living for her own thoughts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.