martes, 29 de enero de 2013

Jacqueline Du Pré






Gracias a una emisión de noticias pude conocer a una cellista joven que al parecer es muy talentosa y particularmente dotada para la famosa obra de Elgar, oír esa melodía me trasladó al momento en el que descubrí a Jacqueline Du Pré. Y fue en el cine, a través de la película Hilary and Jackie, sobre la vida de las hermanas Du Pré, a pesar de que podría decir que la película me gustó me pareció se empeñaron en contar la vida de Du Pré como un genio de la música totalmente perturbado, una auténtica freak tal como el personaje de Jackie recuerdo que llega a decir en la película. Pero fue esa reproducción sobre el concierto de Elgar la que me llevó a intentar conocer más a la artista y a los artistas no se les conoce a través de los detalles de su vida privada, sus diferencias con sus hermanos o los sucesos azarosos que les llevaron con su complacencia o a su pesar a ser famosos, la única manera de saber por qué alguien fue grande en lo que hizo es acercándose a su obra, donde se encierra la maravilla de su arte.
Escuchar las grabaciones que, siendo muy joven, Jacqueline Du Pré hizo sobre Bach es un absoluto placer (siempre que a uno le guste el cello y Bach por supuesto), pues son de una intensidad y de una belleza insuperables, la grabación que existe sobre su interpretación de Schubert, ver a Jacqueline Du Pré dirigida por su entonces marido Daniel Barenboim, mover la cabeza, las manos con tanta destreza, a veces como apartada de lo que ocurre alrededor otras con una fuerza que hace que su presencia trascienda al propio instrumento, es además una música tan hermosa, tan compleja que invita a muchos pensamientos, que recorre, a través del movimiento del arco del cello, desde la explosión de la alegría, la intimidad de lo espiritual a la tristeza profunda o el desvarío de la locura. Du Pré parece a veces abrazar su instrumento, otras parece dispuesta a abrirlo y mostrarnos sus entrañas, con energía "ataca" las cuerdas, mueve ágil el arco, vuelve a su posición, espera y como si se tratara de un ataque vuelve a pulsar las teclas en una ejecución magistral de una música que forma parte de nuestro tiempo y que expresa los horrores pero sobre todo la belleza de nuestro mundo.
Evidentemente a Jacqueline Du Pré la persigue su gran fama agigantada por su prematura muerte debido a la esclerosis múltiple, aunque no se hubiera retirado tan joven su fama sería absolutamente merecida, es decir, más allá de las complejidades de su historia personal y del hecho de haber muerto joven, Du Pré fue grande porque fue una intérprete excepcional, capaz de hacer la música suya y de doblegar un instrumento tan especial como el cello y arrancar de él sentimientos de una gran profundidad. Sólo basta con buscar los vídeos en youtube, oír, Du Pré está ahí en esas notas, en la inmortalidad.

*Thanks to the news I have discovered a young cellist who is now very famous because of her talent and particularly because she is talented for the famous Elgar concert for cello, that music brought to my mind the moment I discovered the great cellist Jacqueline Du Pré. It was at the movies, through a film about her life, the infamous Hilary and Jackie, even though I liked it, the story is determined to show Du Pré as a genius and a freak as her character actually affirms in one of the dialogues. That music, the Elgar concert for cello that I didn´t know drove me mad, I wanted more of Jacqueline Du Pré and as the only way to know the artists is by approaching their works I started to listen to Du Pré performing.
It is so beautiful to follow the movement of her hands interpreting Bach (if you like cello and Bach this is an absolute pleasure), to see her performing Schubert or being directed by her husband Daniel Barenboim playing the Elgar concert is just pure art, so many emotions, deep feelings, the agility of her hands, the movement of the bow, the possibility to understand the emotions she is capable to translate to us, from the explosion of authentic joy and enthusiasm to the depth of sadness and madness. She was so young but gifted with such a strength to express herself through classical music.
Even though the fact that Du Pre died so young and that she retired when she was just 28 because of her disease, even though all these obviously made her fame to turn gigantic, she was a musician like no other, her talent was actually immense and even if she would not have lived such a complicated life she would be remembered for her brightness to play the cello and her ability to give to us such moments of intense beauty. Listening to the Elgar cello concert is getting to know Du Pré, her feelings, her spirit is just there.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.